El social media es la vitrina más grande de la compañía, ahí millones de personas alrededor del mundo podrán conocer sus productos, servicios, promociones, hacer preguntas y percibir las fortalezas y debilidades que se tienen, es un medio que tiene la capacidad de revalorizar o de hundir la marca dependiendo de cómo sea manejada.

Si usted está pensando en ingresar en redes sociales, es importante que la persona que contrate para encargarse de ellas, cumpla con algunas características básicas, entre ellas:

Conocimientos: El dominio de las herramientas tecnológicas es esencial así como también es necesario tener experiencia en lo que hace la empresa y la industria, obviamente la persona que diseñará la estrategia no debe saberlo todo, pero debe estar al tanto de a qué departamento referir las preguntas cruciales que puedan hacer los clientes. Por esa razón, en ningún caso, se debe tener un pasante al mando de las redes sociales.

Participación: Que la cuenta esté enfocada hacia atención o servicio al cliente es esencial, el estratega de redes sociales debe hacer énfasis en la idea de ayudar a los demás. Este medio es para dar valor agregado a la marca y no sólo para promocionarse, por algo se llaman “sociales”.

Empatía: Las estrategias efectivas de comunicación en medios sociales requieren la habilidad de ponerte en el lugar del otro, específicamente del consumidor, y preguntarse “¿qué tipo de información debería estar buscando?”, luego se debe tener la iniciativa y la disposición de proveerla. Cuando una empresa solo habla de sí misma, genera un rechazo por parte de la comunidad.

Confiabilidad: El éxito en las redes sociales requiere honestidad, transparencia y autenticidad, si se intenta engañar, hacer falsas promociones, trampa en los sorteos o si no se cumple con lo ofrecido, los miembros de la red se darán cuenta y es seguro que lo transmitirán y comentarán a los demás, hay que recordar que la información negativa es mucho más viral que la positiva.

Originalidad: Las mejores estrategias en redes sociales tienen su toque único, ofrecen ideas originales y novedosas. Es obvio que hay que compartir cosas de otros que nos han parecido interesantes, pero los que más éxito tienen no se limitan únicamente a repetir, sino que son creadores de contenidos que otros compartirán.

Ser analítico: Los mejores tienen siempre varias preguntas en su mente, preguntas que todos los días consiguen nuevas respuestas a medida que las red evoluciona: ¿Qué es lo que funciona y qué no? ¿Qué tipos de contenidos son más relevantes para nuestros seguidores? ¿Cuáles estrategias, tácticas y tipo de mensajes logran cautivar y por qué? En Internet es posible conseguir muchos sitios que ofrecen métricas de redes sociales que sirven para monitorear resultados, aprender de experiencias previas y poner en práctica nuevas ideas.