Una vez que ingresamos a través del panel de control, hacia la parte inferior del mismo encontramos las fuentes de tráfico representadas en un gráfico circular. De aquí extraemos nada menos que indicios acerca de cuáles deberían ser nuestros esfuerzos de posicionamiento, y que fuentes de tráfico deberíamos fortalecer.

El objetivo de un buen plan de seo es trabajar en el posicionamiento orgánico o natural de una página. El posicionamiento orgánico nos garantiza que estaremos en las mejores posiciones en la página de resultados, independientemente de acciones puntuales de publicidad online. Es decir, que aunque no realice campañas de Adwords, sus páginas deberían estar bien posicionadas, simplemente porque ha hecho los méritos necesarios para lograr una autoridad sólida.

En consecuencia, lo que deberemos buscar es que una gran parte, en rigor de verdad la mayoría de las visitas al sitio se originen de la página de resultados de los buscadores. Otras opciones de origen de tráfico son los sitios de referencia, es decir otros sitios que nos linkean, y desde los cuales acceden los visitantes, las campañas de Adwords, y los ingresos directos.

Los ingresos directos responden en su mayoría a usuarios que han agregado nuestra página a sus favoritos, por ejemplo, o que ingresan directamente la URL de nuestra página en la barra de direcciones de su navegador. Por lo general no suele ser la mayoría, sin embargo, si así lo fuera, podría responder a la efectividad de una campaña off-line, es decir fuera de la internet (por ejemplo publicidad en radio o televisión).

Los ingresos de sitios de referencia son igualmente válidos, pero se supone que cuando existe un posicionamiento orgánico favorable, tienden a ser los menos, o la minoría. Por lo general, el contenido de las páginas webs varía constantemente, por lo que, si subimos un link a una red social (un ejemplo de sitio de referencia) es esperable que los ingresos a través de este link alcancen un pico inmediato a su publicación para luego decrecer. Para evitar una merma, es necesario entonces incluir nuestro enlace con asiduidad. De todos modos, cabe destacar, que los link incluidos en las redes sociales son considerados por Google para la construcción de la autoridad del sitio (lo que en otro momento se conocía como Pagerank). Por este motivo tienen influencia directa en nuestro posicionamiento orgánico.

Quedan entonces los ingresos a través de los motores de búsqueda. En un sitio con un buen posicionamiento orgánico este grupo debería aglutinar entre el 80 y 90% de los ingresos. Si vemos que este apartado aún se mantiene bajo (por ejemplo representando sólo un 30% de los ingresos a la página), estamos ante una clara señal que necesitamos incrementar nuestro trabajo de promoción y posicionamiento web.