Cualquier actividad comercial busca maximizar la exposición pública. Y esta sobre exposición trae como consecuencia eventuales manchas a nuestra reputación online. Por un lado, algunas empresas tienen como técnica de posicionamiento web la controversia. Es decir, toman una marca y organizan una verdadera campaña en su contra, porque lo negativo suele despertar mayor atención que los comentarios positivos. Y esto es así a pesar de que Matt Cutts ha aconsejado no aplicar esta técnica con frecuencia. Es como el niño que grita “¡Ahí viene el lobo!”, aún cuando no sea cierto. A la corta o a la larga, nadie le prestará atención.

Sin embargo, el daño a nuestra reputación está hecho, y necesitamos de alguna técnica que nos permita reducir o neutralizar estos ataques. Esta técnica es conocida como Reverse SEO. Básicamente, el Reverse SEO busca “bajar” en las SERPs esas menciones perjudiciales hacia nuestra persona, marca o sitio. La realidad es que una vez que una página es indexada por Google y los demás buscadores, nada podemos hacer para sacarla de internet, a menos que seamos los webmasters. Es decir, si aparecen, si han sido recogidas, el daño está hecho. Pero es mucho lo que podemos hacer para minimizar su impacto, y lograr que desaparezcan del panorama. Recuerde que los resultados que aparecen más allá de la página 3 de las SERPs rara vez son vistos por los usuarios. Y esta es nuestro as en la manga.

Lo primero es identificar los sitios que contienen las menciones desfavorables hacia nuestra marca, y a la vez identificar las palabras claves que hacen que estos sitios salgan primeros o bien rankeados en las SERPs. Es decir, un sitio ante cierta búsqueda puede salir en la página diez, pero ante otra, puede salir en el top ten. Entonces, debemos identificar esas búsquedas que hacen que estos comentarios desfavorables salgan primeros.

Lo que debemos hacer entonces es medir la autoridad online que este sitio o sitios tienen. Una mención en un ignoto posteo es mucho más sencilla de neutralizar que una campaña que incluya múltiples menciones en sitios de alto Pagerank. Asimismo, también debemos tomar nota de en qué redes sociales se menciona a nuestra marca de forma negativa. Hecha esta lista, ya sabemos con qué nos enfrentamos.

Ahora llegó la hora de luchar. Tome esas keywords que hacen que los comentarios negativos salgan posicionados favorablemente e inunde la internet con promoción favorable, con estas mismas keywords. Por ejemplo, si el comentario es “El modelo XCV es un producto defectuoso…”, nos dedicaremos a crear contenido que mencione de manera favorable las dos frases clave mencionadas: “modelo XCV” y “producto defectuoso”. Por ejemplo, “Si ha tenido la mala experiencia de adquirir un producto defectuoso, debería probar con el modelo XCV y todos sus problemas mágicamente desaparecerán”.

Reverse SEO lleva tiempo. Primero es necesario producir los textos, luego difundirlos, y esperar a que sean indexados. Pero con el tiempo, esos comentarios negativos se desvanecerán, así como habían aparecido.

Victor Perez Acosta